miércoles, 25 de agosto de 2010

¿Cómo se usan los guiones?

Existen tres tipos de guion:
Corto -
Mediano o parentético –
Largo —

Cada uno de estos tipos tiene un uso determinado en español, y no pueden intercambiarse entre sí a gusto de quien escribe.

El guion corto sirve para unir dos palabras completas que, mediante el guion, formarán un solo concepto:

Ejemplos:

físico-químico         
narrador-autor                        
las medidas político-económicas

El guion corto sirve, también, para separar por sílabas las palabras (especialmente cuando la última palabra del renglón es demasiado larga y debe continuar en el renglón siguiente).

a-pa-ra-to-so                        sin-gu-lar-men-te            ca-fe-te-rí-a

El guion mediano se llama también parentético porque sustituye al paréntesis; por lo tanto, se utiliza para insertar un discurso aclaratorio:

Los malestares que estuvo sintiendo toda la semana –ardor en la piel, dolor de cabeza y ojos llorosos– se debieron a la ingestión accidental de fruta contaminada con un pesticida.

Es muy importante que en estos casos se utilicen guiones medianos (no cortos ni largos), y que los dos guiones sean del mismo tamaño (es un error muy común que uno de ellos sea corto y el otro mediano).

Ejemplo de error en el tamaño de los guiones:

* Los malestares que estuvo sintiendo toda la semana –ardor en la piel, dolor de cabeza y ojos llorosos- se debieron a la ingestión accidental de fruta contaminada con un pesticida.

Un consejo: si no sabes cómo obtener los guiones parentéticos en tu procesador de palabras, mejor utiliza paréntesis: crean menos errores y tu editor no tendrá que cambiar cada guion erróneo que encuentre en su camino. Los guiones parentéticos no son más elegantes que los paréntesis.

Ejemplo:

Los malestares que estuvo sintiendo toda la semana (ardor en la piel, dolor de cabeza y ojos llorosos) se debieron a la ingestión accidental de fruta contaminada con un pesticida.

El guión largo se utiliza para introducir el discurso directo (el diálogo) de un personaje. Cada nuevo guion indica un intercambio de personaje:

—¿Todavía estás aquí? Yo pensé que ya vendrías de regreso.
—Me retrasó la lluvia. Pero enseguida me voy.
—No se te olviden los encargos de María.

En el siguiente ejemplo se encuentran los tres guiones en un mismo renglón. En este caso, el guion parentético sirve para marcar la intervención del narrador.

¿Qué fue ese ruido? preguntó Noé Me pare-
ce que alguien rompió una ventana para entrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada